Europa aprueba el reglamento que permitirá restringir Internet a los usuarios de P2P

Primero fue Francia mediante un decreto y ahora Europa se suma a la iniciativa de cortar la conexión a quien descargue utilizando programas P2P.

El Parlamento Europeo (PE) ha dado el respaldo definitivo el nuevo marco regulador de las telecomunicaciones en la Unión, tras más de dos años de negociaciones.  El pleno reunido en Estrasburgo ha aprobado el texto por 510 votos a favor, 40 en contra y 24 abstenciones, después de que los negociadores del PE y el Consejo de la UE (los gobiernos) llegasen a un acuerdo este mes sobre el último punto de discordia en toda la legislación: la posibilidad de cortar Internet a usuarios que violen normas como los derechos de autor.

Se ha decidido que el acceso de un usuario a Internet pueda restringirse, "de ser necesario y proporcionado", únicamente tras un procedimiento justo e imparcial, que incluya "el derecho del usuario a ser escuchado". "En casos de urgencia debidamente comprobados", añade el documento, se podrán estipular "condiciones apropiadas y disposiciones de procedimiento" en conformidad con la Convención de la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales.

Las diferencias entre los eurodiputados y los gobiernos respecto a la posibilidad de cortar el acceso a Internet a usuarios que violen normas de propiedad intelectual ha retrasado hasta ahora la aprobación de las nuevas reglas.

En un principio, los eurodiputados defendieron que sólo un juez pudiese decidir la desconexión de un usuario, pero, tras un análisis jurídico de las capacidades de la UE en este ámbito, aceptaron esta solución alternativa. "El resultado es el máximo que el Parlamento podía alcanzar con la base legal que tenemos", aseguró una de las responsables del paquete de telecomunicaciones en la Eurocámara, la socialista francesa Catherine Trautmann.

Además, las nuevas normas pretenden reforzar los derechos de los usuarios, que podrán cambiar de operador en un solo día manteniendo su número de teléfono fijo o móvil, recibir de antemano información más clara en sus contratos, ser alertados si se han violado sus datos, defenderse mejor contra el "spam" (correos electrónicos no deseados) o acceder de forma más eficaz al número de urgencias 112.

Asimismo, prevén disposiciones para garantizar la "neutralidad" de la Red y que no se discriminen ciertos servicios o aplicaciones -como el P2P o las llamadas de voz por Internet- por parte de los operadores. El amplio paquete legislativo busca además impulsar la competencia en el sector y modernizar la utilización del espacio radioeléctrico.

Los Estados miembros tienen de plazo hasta mediados de 2011 para adaptar sus legislaciones nacionales a la nueva normativa.

 


Las autoridades podrán cortar internet sin orden judicial

Las dos ramas del legislativo de la UE -el Parlamento y el Consejo- se han puesto hoy de acuerdo en que las autoridades podrán cortar el acceso de un usuario a Internet sin necesidad de una orden judicial expresa, aunque tras un "procedimiento justo e imparcial".

El Consejo de la Unión Europea (UE) y el Parlamento Europeo han llegado esta madrugada a un principio de acuerdo sobre el nuevo marco legislativo para el sector de las comunicaciones, después de una intensa negociación en la que han cerrado el último punto del paquete, relativo al acceso de los usuarios a Internet.

Según fuentes parlamentarias, finalmente las dos delegaciones se han puesto de acuerdo en que "el acceso a internet de un usuario puede ser restringido, si resulta necesario y proporcionado, sólo después de un procedimiento justo e imparcial que respete el derecho del usuario a ser escuchado".

Tras consultar a los servicios jurídicos del Consejo, la Eurocámara y la Comisión Europea, se llegó a la determinación de que incluir la expresión "orden judicial" podría requerir una armonización de los sistemas judiciales de los estados miembros, algo que escapa a las competencias de la UE en este campo.

"Eran dificultades jurídicas insalvables", indicó en una rueda de prensa el vicepresidente del Parlamento Alejo Vidal-Quadras (PPE) y líder de la delegación parlamentaria en la negociación, quien señaló además que el Tribunal de Justicia de la UE podría haber rechazado todo el texto si se hubiera incluido la enmienda sobre el acceso a internet tal y como la proponía el Parlamento en un principio.

Finalmente, se ha decidido por unanimidad que sólo se impondrán restricciones a un usuario de internet si son "apropiadas, proporcionadas y necesariamente dentro de una sociedad democrática".

Esas medidas podrán tomarse únicamente "con el debido respeto al principio de presunción de inocencia y al derecho a la privacidad", y como resultado de "un proceso previo justo e imparcial", que garantice "el derecho a ser escuchado (...) y el derecho a una efectiva y oportuna revisión judicial", concluye el texto de compromiso.

"En casos de urgencia debidamente comprobados", añade, se podrán estipular "condiciones apropiadas y disposiciones de procedimiento" en conformidad con la Convención de la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales".

Para Vidal-Quadras, que calificó el acuerdo como "verdadero éxito", "hemos salvado el espíritu y las consecuencias efectivas" de la antigua enmienda 138, que fue introducida por los eurodiputados y que pedía una orden judicial para cortar el acceso a internet, algo que el Consejo no estaba dispuesto a aceptar.

En su opinión, la nueva redacción del texto, que es sólo una parte de un amplio marco legislativo para el sector de las telecomunicaciones, "mejora incluso la protección del ciudadano como usuario de la Red".

Para una de las ponentes parlamentarias, la socialista francesa Catherine Trautmann, tanto el Consejo como los eurodiputados han tenido que ceder para llegar a un consenso sobre un asunto, el de "lo que los países y los operadores pueden hacer o no" que "nunca se habría discutido" si no fuera por el Parlamento.

internet, propiedad intelectual

Síguenos en nuestras redes sociales

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí