Vender a través de las redes sociales

Las empresas encuentran en estas plataformas una alternativa, para promocionar sus productos y servicios, a la vez que para vender de forma rápida y sencilla.

La venta por Internet ha sido la tabla de salvación de muchos negocios en el confinamiento y la desescalada.

Según un informe de Facebook en colaboración con el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  el 43 % de las pymes españolas, aseguran que en junio de 2020 el 25 % de sus ventas fueron digitales, En cambio en 2019 la cifra total de ventas online rondó el 12 %, según el eShopper Barometer, publicado por SEUR y DPDgroup. 

Tener un espacio en línea para dar salida al stock acumulado en los meses de encierro es vital para cualquier negocio, pero si no se dispone de él, una buena solución es utilizar las redes sociales con las herramientas que ponen a nuestra disposición. 

"Es una forma de aprovechar el impulso que provoca ver algo que nos gusta. Son un entorno donde estamos relajados y nuestra predisposición a la compra es mayor", según Eva Rodríguez, profesora del Máster en Community Management y directora del Posgrado de Influencer Profesional de la escuela de Negocios IEBS. 

Alrededor de 25,9 millones de usuarios españoles siguen estas redes. Un 52 % siguen a marcas, lo que les hace potenciales compradores, según datos del estudio anual de Redes Sociales en España 2020, realizado por IAB Spain, asociación de publicidad, marketing y comunicación digital en España. ¿Cómo es posible entonces convertir el perfil de marca o negocio en un espacio para la venta de productos y servicios?

Para vender en las redes, solo es necesario un perfil profesional, en vez de uno personal. Con ellos, igual que con los privados, podemos publicar vídeos, realizar encuestas, conocer el rendimiento de la cuenta a través de gráficos o averiguar la opinión de los seguidores, proponer concursos, habilitar chats...

La ventaja frente a las páginas web de venta está en que son los usuarios los que deciden seguir una marca, lo que aumenta el compromiso con ella. Instagram y Facebook son las más utilizadas ahora por sus componentes audiovisuales y su número de usuarios. Facebook es la segunda más utilizada e Instagram, la cuarta en España.

En Facebook basta con activar la opción "Tienda", y en Instagram, el mismo perfil profesional ya nos permite gestionar el comercio electrónico.  WhatsApp, la plataforma de mensajería número uno en España, permite crear un perfil empresarial para vender. WhatsApp Business habilita la venta de productos y el contacto directo con el comprador a través del chat. Muchas pequeñas y medianas empresas han comenzado a recibir pedidos durante el confinamiento y desescalada por este medio. 

Los pagos han de hacerse por el momento fuera de estas plataformas. Se pueden utilizar formas de pago como Bizum o PayPal. La empresa puede crear una landing page para ubicar la pasarela de pagos: "Esta opción es gratuita y existen muchas plantilla para montarla: Wordpress o Shopify, por ejemplo", según explica Sonia Gonzalo, directora de comunicación de Wonder World Media, agencia de marketing y comunicación. 

Es importante la visibilidad para atraer al comprador, no se trata solo de subir un producto y esperar a que alguien lo compre. Hay que conseguir visibilidad para que los usuarios se decidan a comprarlo", según Nacho Somalo, experto en Transformación Digital y fundador de Lonesome Digital, empresa de asesoría y acompañamiento en marketing digital. Hay varias formas de conseguirlo: 

  • Medios propios: forma más sencilla y orgánica, la propia publicación de posts sobre los productos, ha de animar al usuario a comprar.
  • Medios ganados: los seguidores del perfil de la empresa comparten las publicaciones y recomiendan los productos.
  • Medios pagados:  contratar publicidad en las redes para llegar a más usuarios y tener una rápida repercusión. Las inversiones mínimas rondan los 200 ó 300 euros mensuales. 

Otra novedosa forma de conseguir visibilidad es a través de influencers, usuarios con perfiles que atraen a los seguidores en masa y que funcionan como prescriptores. "Se trata de colaborar con personas influyentes en el área que nos interese, a cambio de productos o incentivos económicos", según comenta Eva Rodríguez. 

Hay una red social para cada producto o servicio, además de adaptar el mensaje a cada una.

Facebook: la más universal, en ella se puede apostar por cualquier producto o servicio.

Instagram y Pinterest: su punto fuerte son las imágenes, funciona bien con productos visualmente impactantes como moda, joyería, cosmética y arte.

WhatsApp: multitud de posibilidades, billetes de avión, estancias de hoteles, cursos de formación o promoción de pequeñas tiendas de proximidad.

LinkedIn: productos relacionados con la formación o el asesoramiento profesional. 

Twitter: mas informativa y menos comercial. Promoción y venta de aplicaciones.

Tik Tok: los adultos a partir de la pandemia también han comenzado a crear contenido en ella. Moda, cosmética, clases de inglés...

YouTube: productos relacionados con tecnología, música o moda. 

Marketplaces, ¿qué son y cómo funcionan?

Amazon, eBay o AliExpress son tres de los espacios de venta online o marketplaces más famosos de la Red. Su objetivo es poner en contacto a quien quiere vender un producto o servicio con quien desea comprarlo. Estas plataformas cobran una comisión que oscila en el 15% del precio del producto final (junto con el IVA y los gastos de envío). 

La clave para llegar al mayor número de compradores, es tener un  buen posicionamiento que nos haga aparecer en los primeros puestos en búsquedas de Internet. Esto se puede lograr con técnicas de SEO, con un óptimo diseño web, o un correcto uso de palabras clave en la descripción del producto. También si se redirige a los potenciales compradores desde las redes sociales, donde es importante tener un buen número de seguidores. 

Fuente: El País Economía 

e-commerce, redes sociales, network marketing, marketplaces

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí