Mascarillas japonesas que traducen a varios idiomas

Ya desde hace varios meses, las mascarillas son herramientas indispensables para salir de nuestras casas. En países como España, su uso no es solo una recomendación sanitaria para evitar contagios, es una obligación legal. 

Varias compañías en el mundo se han lanzado a ofrecer atractivos modelos, como si fueran un complemento o una prenda de ropa. La tela es el material ideal para personalizarla: de colores, con dibujos, con mensajes reivindicativos o de humor...

Hay empresas que van un paso más allá y nos ofrecen mascarillas "inteligente", que realizan otras funciones que trascienden lo meramente decorativo. 

 

Las Cliu Mask, miden las constantes vitales del usuario y se desinfectan solas. Otras, como las desarrolladas por el MIT, junto con Harvard, detectan la Covid-19 mediante sensores que se iluminan. Ambos son proyectos inacabados, en desarrollo, pero que estarán disponibles en poco tiempo y serán un éxito de ventas.

Aeropuertos

Otra empresa que pretende conquistar este sector en auge es la startup japonesa Donut Robotic. Hasta el momento, construía robots traductores para aeropuertos. Su producto más conocido es Cinnamon, un producto de inteligencia artificial que puede comunicarse con los turistas en el Aeropuerto de Haneda, en Tokio. Para los Juegos Olímpicos que se iban a celebrar este verano de 2020, Cinnamon era una de las grandes innovaciones con las que sorprener a los asistentes y a los medios de comunicación internacionales. 

Desde hace algunas semanas, Donut Robotics ha cambiado su línea de producción. En lugar de fabricar este tipo de máquinas, incorpora su tecnología a mascarillas inteligentes, que traducen hasta ocho idiomas diferentes (japonés, chino, coreano, vietnamita, indonesio, inglés, español y francés. 

Las mascarillas van conectadas a una app mediante Bluetooth y convierten de forma instantánea la voz en texto del idioma escogido. Hay otros traductores que hacen lo mismo, como el de Google, pero según cuentan desde Donut Robotics estas otras aplicaciones no registran del todo bien el japonés. Además esta aplicación permite realizar llamadas en tiempo real a la vez que transcriben los mensajes de los interlocutores. 

Facilitan la comunicación

El nombre de estas mascarillas es C-Mask, haciendo referencia a la letra 'C' de sus principales características: clear voice, clean material, cool design, connect with smartphone y combat with coronavirus. Tiene una estética sencilla, color blanco, sin correas en los laterales, porque es necesaria otra mascarilla para proteger de los contagios. Estas mascarillas inteligentes traducen idiomas, pero no sirven como medida de seguridad para la Covid-19: deben llevar debajo otra mascarilla. Están diseñadas para llevarlas puestas en lo aeropuertos. 

Estarán disponibles a partir de septiembre por unos 35 euros. Ya existe una partida de 5.000 unidades para Japón, aunque también se distribuirán en China, Estados Unidos y Europa próximamente. Quienes viajen a otros países con idiomas tan distintos al propio, agradecerán soluciones tan cómodas y útiles como esta. 

mask, Donut Robotic, C-Mask, airports

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí